¡Cuéntanos tu historia!

Como cada noche, Simba salía de casa y por la mañana solía esperar en la ventana hasta que le abrieran la puerta, pero un viernes por la mañana, nuestro gato no regresó. Pensé que llegaría horas más tarde, pero cayó la noche y la ventana seguía vacía. Lo esperamos el sábado, le pusimos su plato …

¡Cuéntanos tu historia! Leer más »